martes, 1 de noviembre de 2011

Scans y Traduccion: Kristen en la Portada de Diciembre de “Glamour” Magazine (Francia)

Ciao Bella… ¡Hello Kristen!
Mientras se estrena Twilight (la primera parte ahora mismo, y la segunda el año que viene), ella se prepara para abandonar el papel de novia de un vampiro y retomar el curso natural de su carrera. Ella tiene 21 años, una enorme dificultad con el público y la industria del cine, una cara y un destino de estrella… Todo comienza ahora para KRISTEN STEWART. Reunión con una futura y grande actriz.

La quisimos antes de Twilight. Seguiremos queriéndola después. A diferencia de su compañero en la gran pantalla Robert Pattinson (y también pareja en la vida real pero shhhhh, siempre será un secreto), Kristen Stewart ya había dejado marca en el mundo del cine con su cara y su natural incomodidad antes de la histeria de Twilight. La mezcla de autoridad y aprensión, la fuerza del intelecto, el fuego bajo el hielo, la evidente precocidad… todo eso es lo que ya impresionó en La habitación del Pánico, dirigida por David Fincher (2002), en la que interpretó, literalmente, a una Jodie Foster de bolsillo (a su hija). Las apariciones espectrales que siguieron a eso — un sueño interrumpido por Into the Wild (2008), la fantasía campesina como L’Autre Rive (2010) — han confirmado lo que se predecía: esa chica tiene atractivo, y una gran carrera por delante. Y entonces llegó… Los vampiros han mordido, la taquilla de cine ha explotado y el mundo ha perdido la cabeza. Durante cuatro años, Kristen ha vivido la extrema violencia de la exposición a los medios de comunicación que, a pesar de su esfuerzos por desviar la atención (algunos papeles en películas independientes que nadie ve), se adueñó del control de su vida privada y de toda esperanza de un “después”. “Siento que me he vuelto aburrida”, confiesa mientras tira de las mangas de su jersey, un una pizca de verguenza. “Cada una de mis conversaciones comienzan con Twilight. Así que me dan ganas de gritar: ‘¡Esto es de locos! ¡No puedo hacer nada en mi vida!’ Pero resisto y me digo: ‘Dios mío, Kristen, cállate.’.”

TWILIGHT MANIA


Juntos, ella y Rob se convirtieron en sensaciones mundiales de la noche a la mañana. Subieron al tren a la fama y se dieron cuenta, lamentablemente demasiado tarde, que nunca estuvieron preparados. Los vimos de pié, incómodos, en medio de grandes multitudes de personas, manteniendo la cabeza sobre los hombros, sonriendo torpemente a los fotógrafos cuando se lo pedían. Los vimos chirriar los dientes, caer, levantarse y madurar, ahogar (muy hábilmente) su romance fuera de las cámaras hasta el punto de hacernos creer en una especie de cuento de hadas para los “Twihards” (los fans de Twilight). Pero eso no ha puesto su carrera en pausa. Ella, si. “Me encanta Bella, mi personaje, y la oportunidad de verle evolucionar, pero fue una decisión difícil,” dice ella a día de hoy. “Sabía la fama que tenían los libros y en lo que me estaba metiendo … Por último, no sabía variment. Me sorprendí al descubrir que Bella se convertiría en mi único horizonte, a punto de eclipsar — sin hacer malos juegos de palabras — de lo que había hecho anteriormente. Conozco a muchos actores que tienen que hacer frente a esa “otra persona” que se forma como resultado de un fenómeno como el de Twilight. Esa “otra persona”, es la imagen que tienen de ti o la que fabrican medios de comunicación a partir de rumores y de las alfombras rojas. Algo que en realidad no me identifica.”
Kristen tiene el mismo encanto interior en la gran pantalla y en la vida real, la misma severidad adolescente en la mirada, esa manera de sumergirse dentro de sí misma y no dejar que le brille en la cara nada más que lo que decida querer mostrar. Ella continúa: “Pero siento que ya ha pasado el pico de la histeria, que todo va a cerrarse, por lo menos disminutirá con el estreno de las dos últimos capítulas de la saga. ¡Pronto sere capaz de inventarme una personalidad!”
KRISTEN VS BELLA


Ella lo dijo sonriendo pero siente necesidad de romper sus cadenas, el poner a prueba esa larga trayectoria de niña mimada. Todo fue un poco fácil para Kristen desde sus principios. Hija de una guionista y con un padre que es director y productor de televisión, se convirtió en una actriz con tan solo 9 años. “Crecí en sets de rodaje, y al principio me hacía gracia el estar frente una cámara. No tenía un gusto natural por ello, caí más tarde en ese mundo.” Lo mismo ocurre con Twilight. Si las audiciones ya fueron insoportablemente largas para encontrar a quien interpretaría a Edward Cullen, Kristen fue desde el principio la única elección de los productores y la autora, Stephenie Meyer. Se debe decir que Bella Swan no es realmente un personaje poco común. Kristen está de acuerdo: “Leí Twilight con 17 años, más o menos la edad del personaje, y me encantó. Más allá de identificarme con ella, podía interpretar a Bella tal y como era yo en la vida real. Ella se parece a mí, habla como yo hablo. Rob, sin embargo, ¡tuvo que cambiar la su acento para interpretar a Edward! “ Ella pretende quejarse, pero también saca a relucir su zona de comodidad. “Es por esa razón por la que hice películas como Welcome to the Rileys y The Runaways. ¡Me convertiría en una psicópata si lo hiciera hiciese varias cosas que me gustasen!”
¿LA VIDA DESPUÉS DE LOS VAMPIROS?
Ella celebró su 21 cumpleaños (mayoría de edad en EE.UU.) el día de la fiesta del fin de rodaje de Twilight. Para ser más simbólicos, la muerte de la filmación. “Fue fantástico, no sentí que fuese la chica del cumpleaños ya que estábamos ahí para celebrar esta increíble aventura.” ¿Ella siente que ha evolucionado desde que empezó todo? “Sí, es una locura darse cuenta que los temores iniciales han desaparecido casi por completo.” Incluso ese miedo de pertenecer al sexo masculino (“Crecí junto a mis hermanos y, cuando era más pequeña, trataron de convencerme de que yo era un chico.”) ha dado paso a una más que asumida y radiante feminidad. Muchos actores de los que ya pasaron bastantes años después de que terminasen sus populares franquicias, se esfuerzan por reinventarse a sí mismos bajo el ojo público. Sin embargo, hay pocas posibilidades de que Kristen sufra el síndrome de Elijah Wood. Como colofón al fenómeno Twilight, actualmente está filmando Snow White and The Huntsman, una versión alternativa del cuento de los hermanos Grimm, donde es una improvisada princesa guerrera, y seguirá su magnífica carrera cinematográfica con On The Road, la adaptación del clásico de Kerouac dirigida por Walter Salles. Como si los últimos cuatro años no hubiesen existido… ¿Algo más? “Me encantaría pasar al mundo de la realización (produccion), tengo curiosidad. Estoy encantada de ser actriz, pero aún no estoy completa.” Parece que no ha visto nada todavía.
imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com
Traducción: TodoTwilightSaga
DiarioTwilight 

Bella Hugs

No hay comentarios:

Publicar un comentario